AMEM


            QUE ES EL

AVANCE MISIONERO EVANGELÍSTICO MUNDIAL

A.M.E.M.

(La Prístina)
 
Es una obra iniciada por el Padre Celestial. Fundada en el 1995 por el hermano Luis M. Ortiz (Quien pasó a descansar). Su Sede Principal se encuentra actualmente en La Haya, Holanda. Establecida actualmente en once países, con un cuerpo ministerial de de noventa y cuatro obreros y setenta y cuatro iglesias. Nosotros los obreros, junto con cada congregación hemos sido privilegiados en ser incluidos en ésta gran labor.
 
UNA OBRA PROFÉTICA: Esta Obra siempre estuvo en el corazón del Todopoderoso para levantarla en esta hora final cuando tantos creyentes, congregaciones y concilios se están deslizando por la corriente de la mundanalidad y religiosidad, para estrellarse en las cataratas del pecado. Practicando las mentiras heredadas del catolicismo romano.
 
UNA OBRA DE ENTERO FUNDAMENTO BÍBLICO: Estamos arraigados en la Palabra del Todopoderoso. No somos movidos por los vientos de falsas doctrinas que parecen estables, ni de interpretaciones de conveniencia con el mundo, la carne y el pecado. Que soplen los vientos de continuas herejías, que crezcan los ríos de las interpretaciones caprichosas, ni con las tradiciones de Constantino bajo hoy dia con el catolicismo romano disfrazado, dentro de las iglesias. Esta Obra permanecerá en la Roca inconmovible de la completa Palabra del Todopoderoso Sin quitarle ni añadirle.
  
UNA OBRA DE VISIÓN: El Todopoderoso ha dado a esta Obra una visión local, estatal, nacional, continental, y global. Es un Avance Misionero Evangelístico Mundial. Es "en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra". Nuestra visión no es de grandeza humana, social, intelectual, conciliar, numérica ni financiera; es una visión para «alzar nuestros ojos y mirar las regiones, que ya están blancas para la cosecha» y poblar el Cielo con redimidos por la sangre del Mesías.
 
UNA OBRA DE ACCIÓN: No somos visionarios, que dicen tener visión, pero no tienen acción. Tampoco somos de los que siempre están llorando, pero nunca caminando. Nosotros no lloramos porque se nos llama a ir; lloramos porque vamos. "Irá andando y llorando".
 
UNA OBRA DE VANGUARDIA: Es una obra de avanzada. El Eterno utiliza esta obra en el frente de batalla; donde otros no llegan. Abre brechas y caminos. Evangeliza al pecador, doctrina a los recién convertidos. Establece nuevas iglesias. Educa a los fieles en la Completa Palabra del Eterno. Capacita a los obreros. Propaga el mensaje.
 
UNA OBRA DE FE: Esta es una obra pobre en bienes materiales, pero de provisiones celestiales. De pocos recursos financieros, pero de mucho celo misionero. Con una precaria cuenta en el banco, pero con una solvente firma en el cielo. Esta obra es un monumento de fe. Es una continuación del libro de los Hechos, y una ampliación del capítulo once de Hebreos. Esta obra depende enteramente del Todopoderoso, y Él cuenta contigo y conmigo. No le fallemos! Cooperemos!
  
UNA OBRA DE VIDA: El Eterno trae a esta obra muchos samaritanos, creyentes espiritualmente moribundos, golpeados, heridos, agobiados, confundidos, y aquí con el nutritivo pan de la Palabra del Todopoderoso, el aceite del Espíritu Santo, y el bálsamo de la sangre del Mesías, recobran su vida espiritual y siguen sirviendo al Mesías con gozo y en victoria.

UNA OBRA PERSEGUIDA: Satán está enfadado contra esta obra, por nosotros no contemporizar con la mundanalidad, ni con el ecumenismo, las teoterapias, sicoterapias, sicosomoterapias, ni con el sicoanálisis e hipnotismo, ni con las imitaciones del mundo, ni con la música mundana en las iglesias, ni con los espectáculos que se exiben en muchas iglesias hoy. Somos mas perseguidos aún, por predicar la santidad por dentro y por fuera, sin la cual nadie verá al Padre celestial. Por predicar la Palabra completa sin adherirnos a las tradiciones, prácticas y costumbres que la mayoria de las iglesias han heredado del catolicismo romano. 
 
UNA OBRA NECESITADA: Esta obra necesita mucho de tu oración, de tu intercesión y de tu cooperación.
 
El Eterno te bendiga.