Iglesias

HOLANDA
HOLANDA (Países Bajos)

Si se escogiese como punto de partida para la historia neerlandesa los signos de actividad humana más antiguos, esta historia entonces tendría su comienzo hace al menos 250.000 años. Sin embargo, no fue hasta la llegada de los romanos, quienes se anexionaron la parte sur del actual país, que las fuentes escritas en sus habitantes se hacen comunes. En la época de la ocupación romana, el país estaba habitado por varias tribus germánicas, y el sur estaba habitado por celtas, quienes se mezclaron con los recién llegados durante el Völkerwanderung (la peregrinación de los pueblos) que siguió a la caída del imperio romano.

En el periodo medieval, los Países Bajos (incluyendo Bélgica) consistían en varios condados, ducados y diócesis pertenecientes al Sacro Imperio Romano. Fueron unificados (incluyendo Bélgica) en un sólo estado regido por los Habsburgo en el siglo XVI. La contrarreforma que siguió al éxito del calvinismo en los Países Bajos, y los intentos para centralizar el gobierno, condujeron a una revuelta contra Felipe II de España. El 26 de julio de 1581, la independencia fue declarada, y finalmente reconocida después de la Guerra de los Ochenta Años (1568-1648). Los años de la guerra también marcaron el comienzo de la edad dorada holandesa, un periodo de gran prosperidad comercial y cultural, que aproximadamente abarcó el siglo XVII.

Después de la ocupación francesa al comienzo del siglo XIX, los Países Bajos pasaron a ser una monarquía, regida por la casa de Orange Sin embargo, después de un periodo conservador, los fuertes sentimientos liberales no podían ser ignorados, y el país pasó a ser una democracia parlamentaria con una monarquía constitucional en 1848. Ha permanecido así hasta nuestros días, con una breve interrupción durante la ocupación Nazi.
 

Los Países Bajos son hoy en día una nación moderna industrializada y un gran exportador de
productos agrícolas. El comercio internacional, en este caso literalmente comercio ultramarino, siempre ha sido un aspecto central de la economía holandesa (con sus correspondientes influencias culturales) y fue una causa importante de los anhelos independentistas y la siguiente prosperidad.

Hasta 1939
A pesar de que los Países Bajos movilizaron sus tropas en agosto de 1914, permanecieron neutrales durante la Primera Guerra Mundial. La invasión alemana de Bélgica aquel mismo año condujo a muchos refugiados belgas (en torno a un millón) a buscar cobijo en el país. Dado que los neerlandeses se encontraban rodeados por países en guerra y el Mar del Norte no era seguro para la navegación civil, los alimentos escasearon y se hizo necesario recurrir al racionamiento. Con el final del conflicto en 1918, la situación regresó a la normalidad.

Ambas cámaras del Parlamento eran elegidas por el pueblo, pero a comienzos del siglo XX sólo podían votar los varones mayores de edad con cierto nivel de ingresos. En 1917 se estableció el sufragio universal masculino (eliminándose así la barrera de los ingresos) y en 1922 se concedió el voto a la mujer. La introducción de sufragio universal favoreció más a los partidos cristianos y a los laboristas, que serían parte de cada gobierno antes los años 1970.

La Gran Depresión de 1929 tuvo efectos muy negativos para la economía neerlandesa. Como el gobierno de Henrik Colijn se negó a cambiar su política económica y a salir del patrón oro, los Países Bajos tardaron más tiempo en recuperarse de la crisis que otros países europeos. La depresión provocó mucho desempleo y pobreza, además de un creciente descontento social. El auge del nacionalsocialismo en Alemania no pasó inadvertido en los Países Bajos, en los que surgió el temor a un nuevo conflicto armado. A pesar de ello, la opinión mayoritaria entre los neerlandeses era que Alemania respetaría la neutralidad de los Países Bajos.

Segunda Guerra Mundial
Al estallar la Segunda Guerra Mundial en 1939, los Países Bajos declararon su neutralidad una vez más. No obstante, el 10 de mayo de 1940 los alemanes lanzaron un ataque contra los Países Bajos y Bélgica y conquistaron la mayor parte del país en poco tiempo. Las mal equipadas tropas neerlandesas pudieron hacer muy poco; el 14 de mayo ya sólo quedaban unas pocas bolsas de resistencia. Sin embargo, aquel día la Luftwaffe (fuerza aérea alemana) bombardeó Rotterdam, la segunda ciudad más importante del país, matando a 800 personas y destruyendo buena parte de la ciudad, lo que dejó sin hogar a 78.000 personas. Tras este bombardeo y las amenazas alemanas de realizar uno similar en Utrecht, los Países Bajos capitularon el 15 de mayo (excepto la provincia de Zelanda). La familia real y algunas tropas huyeron al Reino Unido. Algunos miembros de la familia real vivieron en Ottawa (Canadá) hasta la liberación aliada.

La persecución de los judíos en los Países Bajos (unos 140.000 al comienzo de la guerra) empezó poco después de la invasión. Tan sólo sobrevivieron unos 40.000 hasta el final de la guerra. Es muy conocido el caso de la judía Ana Frank, que más tarde alcanzaría fama mundial cuando su diario, escrito mientras se escondía de los alemanes, fue hallado y publicado. Ana Frank fue descubierta e internada en un campo de concentración, en el que murió poco antes de que fuese liberado.

Fuerzas
japonesas invadieron las Indias Orientales Holandesas el 11 de enero de 1942; allí, los neerlandeses se rindieron el 8 de marzo, después de que los japoneses desembarcaran en Java. Sin embargo, muchos navíos y militares holandeses lograron alcanzar Australia, desde donde lucharon contra los japoneses.

En Europa, después de su desembarco en
Normandía en junio de 1944, los Aliados avanzaron rápidamente hacia la frontera neerlandesa. Una operación militar en septiembre logró capturar algunos puentes de los ríos más importantes, y la región al sur de estos ríos pudo ser liberada entre septiembre y noviembre. Sin embargo, el resto del país, en el que se hallaba la mayor parte de la población, no fue liberado hasta el final de la guerra. El invierno 1944-1945 fue especialmente duro, provocando hambruna y pasando a la historia neerlandesa con el nombre de Hongerwinter ("invierno del hambre"). En mayo de 1945, la Alemania nazi finalmente se rindió, y firmó su rendición ante los holandeses en Wageningen.

1945 – Hasta la actualidad
Tras de la guerra, la economía holandesa prosperó gracias al conocido como "plan Marshall", la ayuda que los Estados Unidos ofrecieron a varios países de Europa occidental afectados por la guerra, pero la recepción de dicha ayuda, obligó a que los Países Bajos renunciasen a su colonia en Indonesia y tras varias negociaciones la reina Wilhelmina firmó el acta de independencia de dicha colonia en 1949. Otras colonias obtuvieron la independencia en 1963 Nueva Guinea Neerlandésa y en 1975 Surinam.

En política interna un año antes
1948, se formó la primera "coalición roja-romana" (Rooms-rode coalitie), compuesto por socialistas y católicos con Willem Drees como presidente de gobierno. Este gabinete comenzó a introducir la sistema de seguridad social.

La creación del
Benelux, unión económica junto a Bélgica y Luxemburgo, y su posterior unión a otros organismos panaeuropeos dio paso a la creación de la Comunidad Económica Europea tras la firma del tratado de Roma en 1957, por lo que se considera a los Países Bajos como a uno de los países fundadores de dicha organización.

Durante los años 70 la crisis del petróleo hizo que los diferentes gobiernos creasen un frente con cambios en la política económica, creando un ejemplo de crecimiento, lo que algunos denominaron "polder-economie" o economía de
pólder.

En 1980 la Reina
Juliana abdica en su hija Beatriz, el sexto monarca desde la creación del Reino de los Países Bajos y tercera mujer, tras su madre y su abuela, que reina el territorio de forma consecutiva. Los gabinetes de Ruud Lubbers (1982-1994) comenzaron con una política de economizar y privatizar.

En
1992 se firmó en la ciudad de Maastricht el Tratado de la Unión Europea. El gabinete de Wim Kok (1994-2002) fue compuesto por liberales y socialdemócratas, y fue el primer gabinete sin partidos cristianos. En esta época también se introdujeron las reformas liberales como el matrimonio entre personas del mismo sexo y la legalización de eutanasia.

En
2002 el heredero al trono Guillermo Alejandro de Orange-Nassau, contrae en la Nieuwe Kerk de Ámsterdam matrimonio con la argentina Máxima Zorreguieta, hija del que fue ministro de agricultura durante la dictadura argentina en los '70, ese hecho provocó debates en el parlamento, pues algunos partidos no podían tolerar que la futura reina del país tuviese, indirectamente, un pasado tan escabroso, finalmente se acordó prohibir la entrada del padre de Máxima al país para asistir a la boda, a pesar de la polémica suscitada, la ahora princesa Máxima está considerada como uno de los personajes más populares de la casa Orange-Nassau.

La gran inquietud política de ese año se acrecentó cuando apareció el populista
Pim Fortuyn, con un programa nacionalista de corte derechista radical. Fortuyn fue asesinado nueve días antes de las elecciones, hecho que conmocionó a la opinión pública, pues nunca antes había pasado algo parecido en el país. En las elecciones, el Partido de Trabajo (PvdA), Partido Popular de la Libertad y la Democracia (VVD) y los Demócratas '66 (D66), los partidos que formaron el anterior gabinete, perdieron casi la mitad de los votos, saliendo beneficiados la Demócrata Cristiana (CDA) y el Partido de Pim Fortuyn (LPF) que fueron los partidos que formaron el primer gabinete Balkenende, aunque tres meses después este fue disuelto debido a las luchas internas en el LPF.

En menos de un año el país se ve envuelto en unas nuevas elecciones
2003, esta vez el resultado fue beneficioso para en el PvdA, que recuperó casi todos los votos perdidos el año anterior aunque el partido más votado fue el del Jan Pieter Balkenende que forma un nuevo gabinete Balkenende II, pero esta vez con el VVD y D66 como socios de coalición, este gabinete hace un relance de la economía a base de recortes sociales.

En
2004 el país fue conmovido otra vez cuando el cineasta Theo van Gogh fue asesinado por un islamista radical.

El
30 de junio de 2006 se produce la segunda caída de un gabinete, pues uno de los partidos de la coalición, el D66, retira su apoyo debido a la denuncia por parte de la entonces ministra de inmigración e integración Rita Verdonk hacía la diputada Ayaan Hirsi Ali, de origen somalí por la obtención de manera ilegítima de su nacionalidad neerlandesa. Este hecho cuesta el puesto a Verdonk y provoca una convocatoria de nuevas elecciones para 22 de noviembre de 2006. La pérdida de votos por parte del CDA no impiden que vuelva a ser el partido mayoritario y que sea el encargado de dirigir los acuerdos de coalición para la formación de un nuevo gabinete formado por el CDA, cristianos demócratas, PvDA socialista, y CU católicos y como primer ministro J.P. Balkenende.

Como dato curioso, durante su historia democrática, ningún partido ha obtenido mayoría absoluta para poder gobernar en solitario, de ahí que tras unas elecciones no se forme el gobierno inmediatamente, pues tiene que ser discutido y negociado por los partidos mayoritariamente votados, este último gobierno de J.P. Balkenende ha sido considerado como uno de los de más rápida creación desde la segunda guerra mundial, pues tan solo ha tardado en formase 90 días.

HISTORIA DE LA IGLESIA A.M.E.M. EN HOLANDA
(Haga Click Aquí)